Nota Del Traductor

Edward Dennett, 1831-1914, era natural de la Isla de Wight, sur de Inglaterra. Convertido a Cristo en su juventud, se mantuvo en la comunión anglicana durante varios años, hasta que dejó dicha iglesia y se integró en una capilla bautista en Greenwich. Más tarde, habiendo entrado en contacto con hermanos que buscaban reunirse según la libertad del Espíritu para el culto y ministerio, se integró en una congregación reunida sencillamente al nombre del Señor.
El Sr. Dennett trabajó mucho en el ámbito del ministerio tanto oral como escrito, y visitó muchas partes de Inglaterra, Irlanda y Escocia, así como Noruega, Suecia y América. Muchos se beneficiaron de su capacidad para la enseñanza, de la que este pequeño volumen constituye un buen ejemplo.
«Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.» (Hebreos 13:7.)
S. Escuain