2 R. 25:1 KJV (With Strong’s)

+
1
Andd it came to pass in the ninth
tshiy`iy (Hebrew #8671)
ninth
KJV usage: ninth.
Pronounce: tesh-ee-ee'
Origin: ord. from 8672
year
shaneh (Hebrew #8141)
from 8138; a year (as a revolution of time)
KJV usage: + whole age, X long, + old, year(X -ly).
Pronounce: shaw-neh'
Origin: (in plura or (feminine) shanah {shaw-naw'}
of his reign
malak (Hebrew #4427)
to reign; inceptively, to ascend the throne; causatively, to induct into royalty; hence (by implication) to take counsel
KJV usage: consult, X indeed, be (make, set a, set up) king, be (make) queen, (begin to, make to) reign(-ing), rule, X surely.
Pronounce: maw-lak'
Origin: a primitive root
, in the tenth
`asiyriy (Hebrew #6224)
tenth; by abbreviation, tenth month or (feminine) part
KJV usage: tenth (part).
Pronounce: as-ee-ree'
Origin: from 6235
month
chodesh (Hebrew #2320)
the new moon; by implication, a month
KJV usage: month(-ly), new moon.
Pronounce: kho'-desh
Origin: from 2318
, in the tenth
`asowr (Hebrew #6218)
from 6235; ten; by abbrev. ten strings, and so a decachord
KJV usage: (instrument of) ten (strings, -th).
Pronounce: aw-sore'
Origin: or masor {aw-sore'}
day of the month
chodesh (Hebrew #2320)
the new moon; by implication, a month
KJV usage: month(-ly), new moon.
Pronounce: kho'-desh
Origin: from 2318
, that Nebuchadnezzar
Nbuwkadne'tstsar (Hebrew #5019)
or Nbuwkadnetstsar (Esther 2:6; Daniel 1:18) {neb-oo-kad-nets-tsar'}; or Nbuwkadreotstsar {neb-oo-kad-rets-tsar'}; or Nbuwkadreltstsowr (Ezra 2:1; Jeremiah 49:28) {neb-oo-kad-rets-tsore'}; or foreign derivation; Nebukadnetstsar (or -retstsar, or -retstsor), king of Babylon
KJV usage: Nebuchadnezzar, Nebuchadrezzar.
Pronounce: neb-oo-kad-nets-tsar'
Origin: or Nbukadneotstsar (2 Kings 24:1, 10) {neb-oo-kad-nets-tsar'}
king
melek (Hebrew #4428)
a king
KJV usage: king, royal.
Pronounce: meh'-lek
Origin: from 4427
of Babylon
Babel (Hebrew #894)
confusion; Babel (i.e. Babylon), including Babylonia and the Babylonian empire
KJV usage: Babel, Babylon.
Pronounce: baw-bel'
Origin: from 1101
came
bow' (Hebrew #935)
to go or come (in a wide variety of applications)
KJV usage: abide, apply, attain, X be, befall, + besiege, bring (forth, in, into, to pass), call, carry, X certainly, (cause, let, thing for) to come (against, in, out, upon, to pass), depart, X doubtless again, + eat, + employ, (cause to) enter (in, into, -tering, -trance, -try), be fallen, fetch, + follow, get, give, go (down, in, to war), grant, + have, X indeed, (in-)vade, lead, lift (up), mention, pull in, put, resort, run (down), send, set, X (well) stricken (in age), X surely, take (in), way.
Pronounce: bo
Origin: a primitive root
, he, and all his host
chayil (Hebrew #2428)
probably a force, whether of men, means or other resources; an army, wealth, virtue, valor, strength
KJV usage: able, activity, (+) army, band of men (soldiers), company, (great) forces, goods, host, might, power, riches, strength, strong, substance, train, (+)valiant(-ly), valour, virtuous(-ly), war, worthy(-ily).
Pronounce: khah'-yil
Origin: from 2342
, against Jerusalem
Yruwshalaim (Hebrew #3389)
a dual (in allusion to its two main hills (the true pointing, at least of the former reading, seems to be that of 3390)); probably from (the passive participle of) 3384 and 7999; founded peaceful; Jerushalaim or Jerushalem, the capital city of Palestine
KJV usage: Jerusalem.
Pronounce: yer-oo-shaw-lah'-im
Origin: rarely Yruwshalayim {yer-oo- shaw-lah'-yim}
, and pitched
chanah (Hebrew #2583)
properly, to incline; by implication, to decline (of the slanting rays of evening); specifically, to pitch a tent; gen. to encamp (for abode or siege)
KJV usage: abide (in tents), camp, dwell, encamp, grow to an end, lie, pitch (tent), rest in tent.
Pronounce: khaw-naw'
Origin: a primitive root (compare 2603)
against it; and they built
banah (Hebrew #1129)
to build (literally and figuratively)
KJV usage: (begin to) build(-er), obtain children, make, repair, set (up), X surely.
Pronounce: baw-naw'
Origin: a primitive root
forts
dayeq (Hebrew #1785)
a battering-tower
KJV usage: fort.
Pronounce: daw-yake'
Origin: from a root corresp. to 1751
against it round about
cabiyb (Hebrew #5439)
from 5437; (as noun) a circle, neighbour, or environs; but chiefly (as adverb, with or without preposition) around
KJV usage: (place, round) about, circuit, compass, on every side.
Pronounce: saw-beeb'
Origin: or (feminine) cbiybah {seb-ee-baw'}
.

More on:

+

Cross References

+
1-3:  Jerusalem is besieged.
4-7:  Zedekiah taken, his sons slain, his eyes put out.
8-12:  Nebuzar-adan defaces the city, carries the remnant, except a few poor labourers, into captivity;
13-17:  and spoils and carries away the treasures.
18-21:  The nobles are slain at Riblah.
22-26:  Gedaliah, who was over them that remained, being slain, the rest flee into Egypt.
27-30:  Evil-merodach advances Jehoiachin in his court.
A.M. 3414.
B.C. 590.
in the ninth.This according to the computation of Archbishop Usher, was on Thursday, January 30th, A.M. 3414, which was a sabbatical year; wherein they proclaimed liberty to their servants, according to the law, but soon enthralled them again.
(See Jer 34:8-10.)
2 Cr. 36:17‑21• 17Por lo cual trajo contra ellos al rey de los Caldeos, que mató á cuchillo sus mancebos en la casa de su santuario, sin perdonar joven, ni doncella, ni viejo, ni decrépito; todos los entregó en sus manos.
18Asimismo todos los vasos de la casa de Dios, grandes y chicos, los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros del rey y de sus príncipes, todo lo llevó á Babilonia.
19Y quemaron la casa de Dios, y rompieron el muro de Jerusalem, y consumieron al fuego todos sus palacios, y destruyeron todos sus vasos deseables.
20Los que quedaron del cuchillo, pasáronlos á Babilonia; y fueron siervos de él y de sus hijos, hasta que vino el reino de los Persas;
21Para que se cumpliese la palabra de Jehová por la boca de Jeremías, hasta que la tierra hubo gozado sus sábados: porque todo el tiempo de su asolamiento reposó, hasta que los setenta años fueron cumplidos.
(2 Cr. 36:17‑21)
;
Jer. 34:2,3‑6• 2Así ha dicho Jehová Dios de Israel: Ve, y habla á Sedechîas rey de Judá, y dile: Así ha dicho Jehová: He aquí entregaré yo esta ciudad en mano del rey de Babilonia, y la abrasaré con fuego:
3Y no escaparás tú de su mano, sino que de cierto serás preso, y en su mano serás entregado; y tus ojos verán los ojos del rey de Babilonia, y te hablará boca á boca, y en Babilonia entrarás.
4Con todo eso, oye palabra de Jehová, Sedechîas rey de Judá: Así ha dicho Jehová de ti: No morirás á cuchillo;
5En paz morirás, y conforme á las quemas de tus padres, los reyes primeros que fueron antes de ti, así quemarán por ti, y te endecharán diciendo, Ay, señor!; porque yo he hablado la palabra, dice Jehová.
6Y habló Jeremías profeta á Sedechîas rey de Judá todas estas palabras en Jerusalem.
(Jer. 34:2,3‑6)
;
Jer. 39:1‑10• 1En el noveno año de Sedechîas rey de Judá, en el mes décimo, vino Nabucodonosor rey de Babilonia con todo su ejército contra Jerusalem, y cercáronla.
2Y en el undécimo año de Sedechîas, en el mes cuarto, á los nueve del mes, fué rota la ciudad;
3Y entraron todos los príncipes del rey de Babilonia, y asentaron á la puerta del medio: Nergal-sarezer, Samgar-nebo, Sarsechim, y Rabsaris, Nergal-sarezer, Rabmag, y todos los demás príncipes del rey de Babilonia.
4Y fué que viéndolos Sedechîas, rey de Judá, y todos los hombres de guerra, huyeron, y saliéronse de noche de la ciudad por el camino de la huerta del rey, por la puerta entre los dos muros: y salió el rey por el camino del desierto.
5Mas el ejército de los Caldeos los siguió, y alcanzaron á Sedechîas en los llanos de Jericó; y tomáronle, é hiciéronle subir á Nabucodonosor rey de Babilonia, á Ribla, en tierra de Hamath, y sentencióle.
6Y degolló el rey de Babilonia los hijos de Sedechîas á su presencia en Ribla, haciendo asimismo degollar el rey de Babilonia á todos los nobles de Judá.
7Y sacó los ojos al rey Sedechîas, y aprisionóle con grillos para llevarle á Babilonia.
8Y los Caldeos pusieron á fuego la casa del rey y las casas del pueblo, y derribaron los muros de Jerusalem.
9Y el resto del pueblo que había quedado en la ciudad, y los que se habían á él adherido, con todo el resto del pueblo que había quedado, trasportólos á Babilonia Nabuzaradán, capitán de la guardia.
10Empero Nabuzaradán, capitán de la guardia, hizo quedar en tierra de Judá del vulgo de los pobres que no tenían nada, y dióles entonces viñas y heredades.
(Jer. 39:1‑10)
;
Jer. 52:4,5‑11• 4Aconteció por tanto á los nueve años de su reinado, en el mes décimo, á los diez días del mes, que vino Nabucodonosor rey de Babilonia, él y todo su ejército, contra Jerusalem, y contra ella asentaron campo, y de todas partes edificaron contra ella baluartes.
5Y estuvo cercada la ciudad hasta el undécimo año del rey Sedechîas.
6En el mes cuarto, á los nueve del mes, prevaleció el hambre en la ciudad, hasta no haber pan para el pueblo de la tierra.
7Y fué entrada la ciudad, y todos los hombres de guerra huyeron, y saliéronse de la ciudad de noche por el camino de postigo de entre los dos muros, que había cerca del jardín del rey, y fuéronse por el camino del desierto, estando aún los Caldeos junto á la ciudad alrededor.
8Y el ejército de los Caldeos siguió al rey, y alcanzaron á Sedechîas en los llanos de Jericó; y esparcióse de él todo su ejército.
9Entonces prendieron al rey, e hiciéronle venir al rey de Babilonia, á Ribla en tierra de Hamath, donde pronunció contra él sentencia.
10Y degolló el rey de Babilonia á los hijos de Sedechîas delante de sus ojos, y también degolló á todos los príncipes de Judá en Ribla.
11A Sedechîas empero sacó los ojos, y le aprisionó con grillos, é hízolo el rey de Babilonia llevar á Babilonia; y púsolo en la casa de la cárcel hasta el día en que murió.
(Jer. 52:4,5‑11)
;
Ez. 24:1,2‑14• 1Y fué á mí palabra de Jehová en el noveno año, en el mes décimo, á los diez del mes, diciendo:
2Hijo del hombre, escríbete el nombre de este día: el rey de Babilonia se puso sobre Jerusalem este mismo día.
3Y habla á la casa de rebelión por parábola, y diles: Así ha dicho el Señor Jehová: Pon una olla, ponla, y echa también en ella agua:
4Junta sus piezas en ella; todas buenas piezas, pierna y espalda; hínchela de huesos escogidos.
5Toma una oveja escogida; y también enciende los huesos debajo de ella; haz que hierva bien; coced también sus huesos dentro de ella.
6Pues así ha dicho el Señor Jehová: Ay de la ciudad de sangres, de la olla no espumada, y cuya espuma no salió de ella! Por sus piezas, por sus piezas sácala; no caiga sobre ella suerte.
7Porque su sangre fué en medio de ella: sobre una piedra alisada la puso; no la derramó sobre la tierra para que fuese cubierta con polvo.
8Habiendo, pues, hecho subir la ira para hacer venganza, yo pondré su sangre sobre la dura piedra, para que no sea cubierta.
9Por tanto, así ha dicho el Señor Jehová: Ay de la ciudad de sangres! Pues también haré yo gran hoguera,
10Multiplicando la leña, encendiendo el fuego, para consumir la carne, y hacer la salsa; y los huesos serán quemados:
11Asentando después la olla vacía sobre sus brasas, para que se caldee, y se queme su fondo, y se funda en ella su suciedad, y se consuma su espuma.
12En fraude se cansó, y no salió de ella su mucha espuma. En fuego será su espuma consumida.
13En tu suciedad perversa padecerás: porque te limpié, y tú no te limpiaste de tu suciedad: nunca más te limpiarás, hasta que yo haga reposar mi ira sobre ti.
14Yo Jehová he hablado; vendrá, y harélo. No me tornaré atrás, ni tendré misericordia, ni me arrepentiré: según tus caminos y tus obras te juzgarán, dice el Señor Jehová.
(Ez. 24:1,2‑14)
Nebuchadnezzar.
2 R. 24:1,10• 1En su tiempo subió Nabucodonosor rey de Babilonia, al cual sirvió Joacim tres años; volvióse luego, y se rebeló contra él.
10En aquel tiempo subieron los siervos de Nabucodonosor rey de Babilonia contra Jerusalem y la ciudad fué cercada.
(2 R. 24:1,10)
;
1 Cr. 6:15• 15Y Josadec fué cautivo cuando Jehová trasportó á Judá y á Jerusalem, por mano de Nabucodonosor. (1 Cr. 6:15)
;
Jer. 27:8• 8Y será, que la gente y el reino que no sirviere á Nabucodonosor rey de Babilonia, y que no pusiere su cuello debajo del yugo del rey de Babilonia, con espada y con hambre y con pestilencia visitaré á la tal gente, dice Jehová, hasta que los acabe yo por su mano. (Jer. 27:8)
;
Jer. 32:28• 28Por tanto así ha dicho Jehová: He aquí voy á entregar esta ciudad en mano de los Caldeos, y en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, y la tomará: (Jer. 32:28)
;
Jer. 43:10• 10Y diles: Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: He aquí que yo envío, y tomaré á Nabucodonosor rey de Babilonia, mi siervo, y pondré su trono sobre estas piedras que he escondido, y tenderá su dosel sobre ellas. (Jer. 43:10)
;
Jer. 51:34• 34Comióme, desmenuzóme Nabucodonosor rey de Babilonia; paróme como vaso vacío, tragóme como dragón, hinchió su vientre de mis delicadezas, y echóme. (Jer. 51:34)
;
Ez. 26:7• 7Porque así ha dicho el Señor Jehová: He aquí que del aquilón traigo yo contra Tiro á Nabucodonosor, rey de Babilonia, rey de reyes, con caballos, y carros, y caballeros, y compañías, y mucho pueblo. (Ez. 26:7)
Nebuchadrezzar.
Dn. 4:1‑18• 1Nabucodonosor rey, á todos los pueblos, naciones, y lenguas, que moran en toda la tierra: Paz os sea multiplicada:
2Las señales y milagros que el alto Dios ha hecho conmigo, conviene que yo las publique.
3Cuán grandes son sus señales, y cuán potentes sus maravillas! Su reino, reino sempiterno, y su señorío hasta generación y generación.
4Yo Nabucodonosor estaba quieto en mi casa, y floreciente en mi palacio.
5Vi un sueño que me espantó, y las imaginaciones y visiones de mi cabeza me turbaron en mi cama.
6Por lo cual yo puse mandamiento para hacer venir delante de mí todos los sabios de Babilonia, que me mostrasen la declaración del sueño.
7Y vinieron magos, astrólogos, Caldeos, y adivinos: y dije el sueño delante de ellos, mas nunca me mostraron su declaración;
8Hasta tanto que entró delante de mí Daniel, cuyo nombre es Beltsasar, como el nombre de mi dios, y en el cual hay espíritu de los dioses santos, y dije el sueño delante de él, diciendo:
9Beltsasar, príncipe de los magos, ya que he entendido que hay en ti espíritu de los dioses santos, y que ningún misterio se te esconde, exprésame las visiones de mi sueño que he visto, y su declaración.
10Aquestas las visiones de mi cabeza en mi cama: Parecíame que veía un árbol en medio de la tierra, cuya altura era grande.
11Crecía este árbol, y hacíase fuerte, y su altura llegaba hasta el cielo, y su vista hasta el cabo de toda la tierra.
12Su copa era hermosa, y su fruto en abundancia, y para todos había en él mantenimiento. Debajo de él se ponían á la sombra las bestias del campo, y en sus ramas hacían morada las aves del cielo, y manteníase de él toda carne.
13Veía en las visiones de mi cabeza en mi cama, y he aquí que un vigilante y santo descendía del cielo.
14Y clamaba fuertemente y decía así: Cortad el árbol, y desmochad sus ramas, derribad su copa, y derramad su fruto: váyanse las bestias que están debajo de él, y las aves de sus ramas.
15Mas la cepa de sus raíces dejaréis en la tierra, y con atadura de hierro y de metal entre la hierba del campo; y sea mojado con el rocío del cielo, y su parte con las bestias en la hierba de la tierra.
16Su corazón sea mudado de corazón de hombre, y séale dado corazón de bestia, y pasen sobre él siete tiempos.
17La sentencia es por decreto de los vigilantes, y por dicho de los santos la demanda: para que conozcan los vivientes que el Altísimo se enseñorea del reino de los hombres, y que á quien él quiere lo da, y constituye sobre él al más bajo de los hombres.
18Yo el rey Nabucodonosor he visto este sueño. Tú pues, Beltsasar, dirás la declaración de él, porque todos los sabios de mi reino nunca pudieron mostrarme su interpretación: mas tú puedes, porque hay en ti espíritu de los dioses santos.
(Dn. 4:1‑18)
pitched.
Is. 29:3• 3Porque asentaré campo contra ti en derredor, y te combatiré con ingenios, y levantaré contra ti baluartes. (Is. 29:3)
;
Jer. 32:24• 24He aquí que con arietes han acometido la ciudad para tomarla; y la ciudad va á ser entregada en mano de los Caldeos que pelean contra ella, á causa de la espada, y del hambre y de la pestilencia: ha pues venido á ser lo que tú dijiste, y he aquí tú lo estás viendo. (Jer. 32:24)
;
Ez. 4:1‑8• 1Y tú, hijo del hombre, tómate un adobe, y ponlo delante de tí, y diseña sobre él la ciudad de Jerusalem:
2Y pondrás contra ella cerco, y edificarás contra ella fortaleza, y sacarás contra ella baluarte, y asentarás delante de ella campo, y pondrás contra ella arietes alrededor.
3Tómate también una plancha de hierro, y ponla en lugar de muro de hierro entre ti y la ciudad: afirmarás luego tu rostro contra ella, y será en lugar de cerco, y la sitiarás. Es señal á la casa de Israel.
4Y tú dormirás sobre tu lado izquierdo, y pondrás sobre él la maldad de la casa de Israel: el número de los días que dormirás sobre él, llevarás sobre ti la maldad de ellos.
5Yo te he dado los años de su maldad por el número de los días, trescientos y noventa días: y llevarás la maldad de la casa de Israel.
6Y cumplidos estos, dormirás sobre tu lado derecho segunda vez, y llevarás la maldad de la casa de Judá cuarenta días: día por año, día por año te lo he dado.
7Y al cerco de Jerusalem afirmarás tu rostro, y descubierto tu brazo, profetizarás contra ella.
8Y he aquí he puesto sobre ti cuerdas, y no te tornarás del un tu lado al otro lado, hasta que hayas cumplido los días de tu cerco.
(Ez. 4:1‑8)
;
Ez. 21:22‑24• 22La adivinación fué á su mano derecha, sobre Jerusalem, para poner capitanes, para abrir la boca á la matanza, para levantar la voz en grito, para poner ingenios contra las puertas, para fundar baluarte, y edificar fuerte.
23Y seráles como adivinación mentirosa en sus ojos, por estar juramentados con juramento á ellos: mas él trae á la memoria la maldad, para prenderlos.
24Por tanto, así ha dicho el Señor Jehová: Por cuanto habéis hecho venir en memoria vuestras maldades, manifestando vuestras traiciones, y descubriendo vuestros pecados en todas vuestras obras; por cuanto habéis venido en memoria, seréis tomados á mano.
(Ez. 21:22‑24)
;
Lc. 19:43‑44• 43Porque vendrán días sobre ti, que tus enemigos te cercarán con baluarte, y te pondrán cerco, y de todas partes te pondrán en estrecho,
44Y te derribarán á tierra, y á tus hijos dentro de ti; y no dejarán sobre ti piedra sobre piedra; por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.
(Lc. 19:43‑44)

J. N. Darby Translation

+
1
And it came to pass in the ninth year of his reign, in the tenth month, on the tenth of the month, that Nebuchadnezzar king of Babylon came, he and all his army, against Jerusalem, and encamped against it; and they built turretsd against it round about.

JND Translation Notes

+
d
Or "siege-towers," or "an enclosing wall"; and so Jer. 52.4. see Ezek. 4.2; 17.17; 21.22; 26.8.