Stg. 5:6 KJV (With Strong’s)

+
6
*
ho (Greek #3588)
the definite article; the (sometimes to be supplied, at others omitted, in English idiom)
KJV usage: the, this, that, one, he, she, it, etc.
Pronounce: ho
Origin: ἡ (hay), and the neuter τό (to) in all their inflections
Ye have condemned
katadikazo (Greek #2613)
to adjudge against, i.e. pronounce guilty
KJV usage: condemn.
Pronounce: kat-ad-ik-ad'-zo
Origin: from 2596 and a derivative of 1349
and killed
phoneuo (Greek #5407)
to be a murderer (of)
KJV usage: kill, do murder, slay.
Pronounce: fon-yoo'-o
Origin: from 5406
the just
dikaios (Greek #1342)
equitable (in character or act); by implication, innocent, holy (absolutely or relatively)
KJV usage: just, meet, right(-eous).
Pronounce: dik'-ah-yos
Origin: from 1349
; and he doth
antitassomai (Greek #498)
to range oneself against, i.e. oppose
KJV usage: oppose themselves, resist.
Pronounce: an-tee-tas'-som-ahee
Origin: from 473 and the middle voice of 5021
not
ou (Greek #3756)
the absolute negative (compare 3361) adverb; no or not
KJV usage: + long, nay, neither, never, no (X man), none, (can-)not, + nothing, + special, un(-worthy), when, + without, + yet but. See also 3364, 3372.
Pronounce: oo
Origin: οὐκ (ook), and (before an aspirate) οὐχ (ookh) a primary word
resist
antitassomai (Greek #498)
to range oneself against, i.e. oppose
KJV usage: oppose themselves, resist.
Pronounce: an-tee-tas'-som-ahee
Origin: from 473 and the middle voice of 5021
r you
humin (Greek #5213)
to (with or by) you
KJV usage: ye, you, your(-selves).
Pronounce: hoo-min'
Origin: irregular dative case of 5210
.

Cross References

+

Ministry on This Verse

+
have.
Stg. 2:6• 6Mas vosotros habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos los mismos que os arrastran á los juzgados? (Stg. 2:6)
;
Mt. 21:38• 38Mas los labradores, viendo al hijo, dijeron entre sí: Este es el heredero; venid, matémosle, y tomemos su heredad. (Mt. 21:38)
;
Mt. 23:34‑35• 34Por tanto, he aquí, yo envío á vosotros profetas, y sabios, y escribas: y de ellos, á unos mataréis y crucificaréis, y á otros de ellos azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad:
35Para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo, hasta la sangre de Zacarías, hijo de Barachîas, al cual matasteis entre el templo y el altar.
(Mt. 23:34‑35)
;
Mt. 27:20,24‑25• 20Mas los príncipes de los sacerdotes y los ancianos, persuadieron al pueblo que pidiese á Barrabás, y á Jesús matase.
24Y viendo Pilato que nada adelantaba, antes se hacía más alboroto, tomando agua se lavó las manos delante del pueblo, diciendo: Inocente soy yo de la sangre de este justo veréis lo vosotros.
25Y respondiendo todo el pueblo, dijo: Su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos.
(Mt. 27:20,24‑25)
;
Jn. 16:2‑3• 2Os echarán de los sinagogas; y aun viene la hora, cuando cualquiera que os matare, pensará que hace servició á Dios.
3Y estas cosas os harán, porque no conocen al Padre ni á mí.
(Jn. 16:2‑3)
;
Hch. 2:22‑23• 22Varones Israelitas, oid estas palabras: Jesús Nazareno, varón aprobado de Dios entre vosotros en maravillas y prodigios y señales, que Dios hizo por él en medio de vosotros, como también vosotros sabéis;
23A éste, entregado por determinado consejo y providencia de Dios, prendisteis y matasteis por manos de los inicuos, crucificándole;
(Hch. 2:22‑23)
;
Hch. 3:14‑15• 14Mas vosotros al Santo y al Justo negasteis, y pedisteis que se os diese un homicida;
15Y matasteis al Autor de la vida, al cual Dios ha resucitado de los muertos; de lo que nosotros somos testigos.
(Hch. 3:14‑15)
;
Hch. 4:10‑12• 10Sea notorio á todos vosotros, y á todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, al que vosotros crucificasteis y Dios le resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano.
11Este es la piedra reprobada de vosotros los edificadores, la cual es puesta por cabeza del ángulo.
12Y en ningún otro hay salud; porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado á los hombres, en que podamos ser salvos.
(Hch. 4:10‑12)
;
Hch. 7:52• 52¿A cuál de los profetas no persiguieron vuestros padres? y mataron á los que antes anunciaron la venida del Justo, del cual vosotros ahora habéis sido entregadores y matadores; (Hch. 7:52)
;
Hch. 13:27‑28• 27Porque los que habitaban en Jerusalem, y sus príncipes, no conociendo á éste, y las voces de los profetas que se leen todos los sábados, condenándo les, las cumplieron.
28Y sin hallar en él causa de muerte, pidieron á Pilato que le matasen.
(Hch. 13:27‑28)
;
Hch. 22:14• 14Y él dijo: El Dios de nuestros padres te ha predestinado para que conocieses su voluntad, y vieses á aquel Justo, y oyeses la voz de su boca. (Hch. 22:14)
;
1 Ts. 2:15‑16• 15Los cuales aun mataron al Señor Jesús y á sus propios profetas, y á nosotros nos han perseguido; y no agradan á Dios, y se oponen á todos los hombres;
16Prohibiéndonos hablar á los Gentiles, á fin de que se salven, para henchir la medida de sus pecados siempre: pues vino sobre ellos la ira hasta el extremo.
(1 Ts. 2:15‑16)
and he.
Is. 53:7• 7Angustiado él, y afligido, no abrió su boca: como cordero fué llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. (Is. 53:7)
;
Mt. 5:39• 39Mas yo os digo: No resistáis al mal; antes á cualquiera que te hiriere en tu mejilla diestra, vuélvele también la otra; (Mt. 5:39)
;
Mt. 26:53‑54• 53¿Acaso piensas que no puedo ahora orar á mi Padre, y él me daría más de doce legiones de ángeles?
54¿Cómo, pues, se cumplirían las Escrituras, que así conviene que sea hecho?
(Mt. 26:53‑54)
;
Lc. 22:51‑53• 51Entonces respondiendo Jesús, dijo: Dejad hasta aquí. Y tocando su oreja, le sanó.
52Y Jesús dijo á los que habían venido á él, los príncipes de los sacerdotes, y los magistrados del templo, y los ancianos: ¿Como á ladrón habéis salido con espadas y con palos?
53Habiendo estado con vosotros cada día en el templo, no extendisteis las manos contra mí; mas ésta es vuestra hora, y la potestad de las tinieblas.
(Lc. 22:51‑53)
;
Jn. 19:9‑11• 9Y entró otra vez en el pretorio, y dijo á Jesús: ¿De dónde eres tú? Mas Jesús no le dió respuesta.
10Entonces dícele Pilato: ¿A mí no me hablas? ¿no sabes que tengo potestad para crucificarte, y que tengo potestad para soltarte?
11Respondió Jesús: Ninguna potestad tendrías contra mí, si no te fuese dado de arriba: por tanto, el que á ti me ha entregado, mayor pecado tiene.
(Jn. 19:9‑11)
;
Hch. 8:32• 32Y el lugar de la Escritura que leía, era éste: Como oveja á la muerte fué llevado; Y como cordero mudo delante del que le trasquila, Así no abrió su boca: (Hch. 8:32)
;
1 P. 2:22‑23• 22El cual no hizo pecado; ni fué hallado engaño en su boca:
23Quien cuando le maldecían no retornaba maldición: cuando padecía, no amenazaba, sino remitía la causa al que juzga justamente:
(1 P. 2:22‑23)
 The rich in Israel condemned and killed the Just; the rich in Christendom put Him outside their door. (The Coming of the Lord by H. Smith)
 They persecuted and even killed their brethren who had embraced the faith of Christ, who are spoken of here as “the just.” (James 5 by F.B. Hole)

J. N. Darby Translation

+
6
ye have condemned, ye have killed the just; he does not resist you.

W. Kelly Translation

+
6
Ye condemned, ye slew the just one; he doth not resist you1.

WK Translation Notes

+
1
[whole verse]: [See note to James 5:5]
not: Bentley’s conjecture (Phil. Lips I. 34) of ο κς, or ὀ Κύριος, for οὐκ was as unworthy as needless. (Bible Treasury 15:48)