1 Ti. 4:1 KJV (With Strong’s)

+
1
*
ho (Greek #3588)
the definite article; the (sometimes to be supplied, at others omitted, in English idiom)
KJV usage: the, this, that, one, he, she, it, etc.
Pronounce: ho
Origin: ἡ (hay), and the neuter τό (to) in all their inflections
Now
de (Greek #1161)
but, and, etc.
KJV usage: also, and, but, moreover, now (often unexpressed in English).
Pronounce: deh
Origin: a primary particle (adversative or continuative)
the Spirit
pneuma (Greek #4151)
a current of air, i.e. breath (blast) or a breeze; by analogy or figuratively, a spirit, i.e. (human) the rational soul, (by implication) vital principle, mental disposition, etc., or (superhuman) an angel, demon, or (divine) God, Christ's spirit, the Holy Spirit
KJV usage: ghost, life, spirit(-ual, -ually), mind. Compare 5590.
Pronounce: pnyoo'-mah
Origin: from 4154
speaketh
lego (Greek #3004)
properly, to "lay" forth, i.e. (figuratively) relate (in words (usually of systematic or set discourse; whereas 2036 and 5346 generally refer to an individual expression or speech respectively; while 4483 is properly to break silence merely, and 2980 means an extended or random harangue)); by implication, to mean
KJV usage: ask, bid, boast, call, describe, give out, name, put forth, say(-ing, on), shew, speak, tell, utter.
Pronounce: leg'-o
Origin: a primary verb
expressly
rhetos (Greek #4490)
out-spokenly, i.e. distinctly
KJV usage: expressly.
Pronounce: hray-toce'
Origin: adverb from a derivative of 4483
, that
hoti (Greek #3754)
demonstrative, that (sometimes redundant); causative, because
KJV usage: as concerning that, as though, because (that), for (that), how (that), (in) that, though, why.
Pronounce: hot'-ee
Origin: neuter of 3748 as conjunction
g in
en (Greek #1722)
"in," at, (up-)on, by, etc.
KJV usage: about, after, against, + almost, X altogether, among, X as, at, before, between, (here-)by (+ all means), for (... sake of), + give self wholly to, (here-)in(-to, -wardly), X mightily, (because) of, (up-)on, (open-)ly, X outwardly, one, X quickly, X shortly, (speedi-)ly, X that, X there(-in, -on), through(-out), (un-)to(-ward), under, when, where(-with), while, with(-in). Often used in compounds, with substantially the same import; rarely with verbs of motion, and then not to indicate direction, except (elliptically) by a separate (and different) preposition.
Pronounce: en
Origin: a primary preposition denoting (fixed) position (in place, time or state), and (by implication) instrumentality (medially or constructively), i.e. a relation of rest (intermediate between 1519 and 1537)
the latter
husteros (Greek #5306)
later
KJV usage: latter.
Pronounce: hoos'-ter-os
Origin: comparative from 5259 (in the sense of behind)
times
kairos (Greek #2540)
an occasion, i.e. set or proper time
KJV usage: X always, opportunity, (convenient, due) season, (due, short, while) time, a while. Compare 5550.
Pronounce: kahee-ros'
Origin: of uncertain affinity
some
tis (Greek #5100)
some or any person or object
KJV usage: a (kind of), any (man, thing, thing at all), certain (thing), divers, he (every) man, one (X thing), ought, + partly, some (man, -body, - thing, -what), (+ that no-)thing, what(-soever), X wherewith, whom(-soever), whose(-soever).
Pronounce: tis
Origin: an enclitic indefinite pronoun
shall depart from
aphistemi (Greek #868)
to remove, i.e. (actively) instigate to revolt; usually (reflexively) to desist, desert, etc.
KJV usage: depart, draw (fall) away, refrain, withdraw self.
Pronounce: af-is'-tay-mee
Origin: from 575 and 2476
the faith
ho (Greek #3588)
the definite article; the (sometimes to be supplied, at others omitted, in English idiom)
KJV usage: the, this, that, one, he, she, it, etc.
Pronounce: ho
Origin: ἡ (hay), and the neuter τό (to) in all their inflections
pistis (Greek #4102)
persuasion, i.e. credence; moral conviction (of religious truth, or the truthfulness of God or a religious teacher), especially reliance upon Christ for salvation; abstractly, constancy in such profession; by extension, the system of religious (Gospel) truth itself
KJV usage: assurance, belief, believe, faith, fidelity.
Pronounce: pis'-tis
Origin: from 3982
, giving heed to
prosecho (Greek #4337)
(figuratively) to hold the mind (3563 implied) towards, i.e. pay attention to, be cautious about, apply oneself to, adhere to
KJV usage: (give) attend(-ance, -ance at, -ance to, unto), beware, be given to, give (take) heed (to unto); have regard.
Pronounce: pros-ekh'-o
Origin: from 4314 and 2192
seducing
planos (Greek #4108)
of uncertain affinity; roving (as a tramp), i.e. (by implication) an impostor or misleader; --deceiver, seducing.
Pronounce: plan'-os
spirits
pneuma (Greek #4151)
a current of air, i.e. breath (blast) or a breeze; by analogy or figuratively, a spirit, i.e. (human) the rational soul, (by implication) vital principle, mental disposition, etc., or (superhuman) an angel, demon, or (divine) God, Christ's spirit, the Holy Spirit
KJV usage: ghost, life, spirit(-ual, -ually), mind. Compare 5590.
Pronounce: pnyoo'-mah
Origin: from 4154
h, and
kai (Greek #2532)
and, also, even, so then, too, etc.; often used in connection (or composition) with other particles or small words
KJV usage: and, also, both, but, even, for, if, or, so, that, then, therefore, when, yet.
Pronounce: kahee
Origin: apparently, a primary particle, having a copulative and sometimes also a cumulative force
doctrines
didaskalia (Greek #1319)
instruction (the function or the information)
KJV usage: doctrine, learning, teaching.
Pronounce: did-as-kal-ee'-ah
Origin: from 1320
of devils
daimonion (Greek #1140)
a dæmonic being; by extension a deity
KJV usage: devil, god.
Pronounce: dahee-mon'-ee-on
Origin: neuter of a derivative of 1142
;

More on:

+

Cross References

+

Ministry on This Verse

+
1-5:  He foretells that in the latter times there shall be a departure from the faith.
6-16:  And to the end that Timothy might not fail in doing his duty, he furnishes him with divers precepts, belonging thereto.
the Spirit.
Jn. 16:13• 13Pero cuando viniere aquel Espíritu de verdad, él os guiará á toda verdad; porque no hablará de sí mismo, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que han de venir. (Jn. 16:13)
;
Hch. 13:2• 2Ministrando pues éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme á Bernabé y á Saulo para la obra para la cual los he llamado. (Hch. 13:2)
;
Hch. 28:25• 25Y como fueron entre sí discordes, se fueron, diciendo Pablo esta palabra: Bien ha hablado el Espíritu Santo por el profeta Isaías á nuestros padres, (Hch. 28:25)
;
1 Co. 12:11• 11Mas todas estas cosas obra uno y el mismo Espíritu, repartiendo particularmente á cada uno como quiere. (1 Co. 12:11)
;
1 Jn. 2:18• 18Hijitos, ya es el último tiempo: y como vosotros habéis oído que el anticristo ha de venir, así también al presente han comenzado á ser muchos anticristos; por lo cual sabemos que es el último tiempo. (1 Jn. 2:18)
;
Ap. 2:7,11,17,29• 7El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias. Al que venciere, daré á comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.
11El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias. El que venciere, no recibirá daño de la muerte segunda.
17El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias. Al que venciere, daré á comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita un nombre nuevo escrito, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.
29El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias.
(Ap. 2:7,11,17,29)
;
Ap. 3:6,13,22• 6El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias.
13El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias.
22El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias.
(Ap. 3:6,13,22)
expressly.
the latter.
Nm. 24:14• 14He aquí yo me voy ahora á mi pueblo: por tanto, ven, te indicaré lo que este pueblo ha de hacer á tu pueblo en los postrimeros días. (Nm. 24:14)
;
Dt. 4:30• 30Cuando estuviereis en angustia, y te alcanzaren todas estas cosas, si en los postreros días te volvieres á Jehová tu Dios, y oyeres su voz; (Dt. 4:30)
;
Dt. 32:29• 29Ojalá fueran sabios, que comprendieran esto, Y entendieran su postrimería! (Dt. 32:29)
;
Is. 2:2• 2Y acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová por cabeza de los montes, y será ensalzado sobre los collados, y correrán á él todas las gentes. (Is. 2:2)
;
Jer. 48:47• 47Empero haré tornar el cautiverio de Moab en lo postrero de los tiempos, dice Jehová. Hasta aquí es el juicio de Moab. (Jer. 48:47)
;
Jer. 49:39• 39Mas acontecerá en lo postrero de los días, que haré tornar la cautividad de Elam, dice Jehová. (Jer. 49:39)
;
Ez. 38:16• 16Y subirás contra mi pueblo Israel como nublado para cubrir la tierra; será al cabo de los días: y te traeré sobre mi tierra, para que las gentes me conozcan, cuando fuere santificado en ti, oh Gog, delante de sus ojos. (Ez. 38:16)
;
Dn. 10:14• 14Soy pues venido para hacerte saber lo que ha de venir á tu pueblo en los postreros días; porque la visión es aún para días; (Dn. 10:14)
;
Os. 3:5• 5Después volverán los hijos de Israel, y buscarán á Jehová su Dios, y á David su rey; y temerán á Jehová y á su bondad en el fin de los días. (Os. 3:5)
;
Mi. 4:1• 1Y acontecerá en los postreros tiempos, que el monte de la casa de Jehová será constituído por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán á él pueblos. (Mi. 4:1)
;
2 Ti. 3:1‑9• 1Esto también sepas, que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos:
2Que habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, detractores, desobedientes á los padres, ingratos, sin santidad,
3Sin afecto, desleales, calumniadores, destemplados, crueles, aborrecedores de lo bueno,
4Traidores, arrebatados, hinchados, amadores de los deleites más que de Dios;
5Teniendo apariencia de piedad, mas habiendo negado la eficacia de ella: y á éstos evita.
6Porque de éstos son los que se entran por las casas, y llevan cautivas las mujercillas cargadas de pecados, llevadas de diversas concupiscencias;
7Que siempre aprenden, y nunca pueden acabar de llegar al conocimiento de la verdad.
8Y de la manera que Jannes y Jambres resistieron á Moisés, así también estos resisten á la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos acerca de la fe.
9Mas no prevalecerán; porque su insensatez será manifiesta á todos, como también lo fué la de aquéllos.
(2 Ti. 3:1‑9)
;
1 P. 1:20• 20Ya ordenado de antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postrimeros tiempos por amor de vosotros, (1 P. 1:20)
;
2 P. 3:3• 3Sabiendo primero esto, que en los postrimeros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, (2 P. 3:3)
;
Jud. 4,18• 4Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los cuales desde antes habían estado ordenados para esta condenación, hombres impíos, convirtiendo la gracia de nuestro Dios en disolución, y negando á Dios que solo es el que tiene dominio, y á nuestro Señor Jesucristo.
18Como os decían: Que en el postrer tiempo habría burladores, que andarían según sus malvados deseos.
(Jud. 4,18)
depart.
Dn. 11:35• 35Y algunos de los sabios caerán para ser purgados, y limpiados, y emblanquecidos, hasta el tiempo determinado: porque aun para esto hay plazo. (Dn. 11:35)
;
Mt. 24:5‑12• 5Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y á muchos engañarán.
6Y oiréis guerras, y rumores de guerras: mirad que no os turbéis; porque es menester que todo esto acontezca; mas aún no es el fin.
7Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestilencias, y hambres, y terremotos por los lugares.
8Y todas estas cosas, principio de dolores.
9Entonces os entregarán para ser afligidos, y os matarán; y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.
10Y muchos entonces serán escandalizados; y se entregarán unos á otros, y unos á otros se aborrecerán.
11Y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán á muchos.
12Y por haberse multiplicado la maldad, la caridad de muchos se resfriará.
(Mt. 24:5‑12)
;
2 Ts. 2:3• 3No os engañe nadie en ninguna manera; porque no vendrá sin que venga antes la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, (2 Ts. 2:3)
;
2 Ti. 3:1‑5• 1Esto también sepas, que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos:
2Que habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, detractores, desobedientes á los padres, ingratos, sin santidad,
3Sin afecto, desleales, calumniadores, destemplados, crueles, aborrecedores de lo bueno,
4Traidores, arrebatados, hinchados, amadores de los deleites más que de Dios;
5Teniendo apariencia de piedad, mas habiendo negado la eficacia de ella: y á éstos evita.
(2 Ti. 3:1‑5)
;
2 Ti. 4:4• 4Y apartarán de la verdad el oído y se volverán á las fábulas. (2 Ti. 4:4)
seducing.
Gn. 3:3‑5,13• 3Mas del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, porque no muráis.
4Entonces la serpiente dijo á la mujer: No moriréis;
5Mas sabe Dios que el día que comiereis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el mal.
13Entonces Jehová Dios dijo á la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.
(Gn. 3:3‑5,13)
;
1 R. 22:22‑23• 22Y él dijo: Yo saldré, y seré espíritu de mentira en boca de todos sus profetas. Y él dijo: inducirlo has, y aun saldrás con ello; sal pues, y hazlo así.
23Y ahora, he aquí Jehová ha puesto espíritu de mentira en la boca de todos estos tus profetas, y Jehová ha decretado el mal acerca de ti.
(1 R. 22:22‑23)
;
2 Cr. 18:19‑22• 19Y Jehová dijo: ¿Quién inducirá á Achâb rey de Israel, para que suba y caiga en Ramoth de Galaad? Y uno decía así, y otro decía de otra manera.
20Mas salió un espíritu, que se puso delante de Jehová, y dijo: Yo le induciré. Y Jehová le dijo: ¿De qué modo?
21Y él dijo: Saldré y seré espíritu de mentira en la boca de todos los profetas. Y Jehová dijo: Incita, y también prevalece: sal, y hazlo así.
22Y he aquí ahora ha puesto Jehová espíritu de mentira en la boca de estos tus profetas; mas Jehová ha decretado el mal acerca de ti.
(2 Cr. 18:19‑22)
;
2 Co. 11:3,13‑15• 3Mas temo que como la serpiente engaño á Eva con su astucia, sean corrompidos así vuestros sentidos en alguna manera, de la simplicidad que es en Cristo.
13Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, trasfigurándose en apóstoles de Cristo.
14Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se transfigura en ángel de luz.
15Así que, no es mucho si también sus ministros se transfiguran como ministros de justicia; cuyo fin será conforme á sus obras.
(2 Co. 11:3,13‑15)
;
2 Ts. 2:9‑12• 9A aquel inicuo, cuyo advenimiento es según operación de Satanás, con grande potencia, y señales, y milagros mentirosos,
10Y con todo engaño de iniquidad en los que perecen; por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
11Por tanto, pues, les envía Dios operación de error, para que crean á la mentira;
12Para que sean condenados todos los que no creyeron á la verdad, antes consintieron á la iniquidad.
(2 Ts. 2:9‑12)
;
2 Ti. 3:13• 13Mas los malos hombres y los engañadores, irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. (2 Ti. 3:13)
;
2 P. 2:1• 1Pero hubo también falsos profetas en el pueblo, como habrá entre vosotros falsos doctores, que introducirán encubiertamente herejías de perdición, y negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos perdición acelerada. (2 P. 2:1)
;
Ap. 9:2‑11• 2Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como el humo de un gran horno; y oscurecióse el sol y el aire por el humo del pozo.
3Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y fueles dada potestad, como tienen potestad los escorpiones de la tierra.
4Y les fué mandado que no hiciesen daño á la hierba de la tierra, ni á ninguna cosa verde, ni á ningún árbol, sino solamente á los hombres que no tienen la señal de Dios en sus frentes.
5Y le fué dado que no los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión, cuando hiere al hombre.
6Y en aquellos días buscarán los hombres la muerte, y no la hallarán; y desearán morir, y la muerte huirá de ellos.
7Y el parecer de las langostas era semejante á caballos aparejados para la guerra: y sobre sus cabezas tenían como coronas semejantes al oro; y sus caras como caras de hombres.
8Y tenían cabellos como cabellos de mujeres: y sus dientes eran como dientes de leones.
9Y tenían corazas como corazas de hierro; y el estruendo de sus alas, como el ruido de carros que con muchos caballos corren á la batalla.
10Y tenían colas semejantes á las de los escorpiones, y tenían en sus colas aguijones; y su poder era de hacer daño á los hombres cinco meses.
11Y tienen sobre sí por rey al ángel del abismo, cuyo nombre en hebraico es Abaddon, y en griego, Apollyon.
(Ap. 9:2‑11)
;
Ap. 13:14• 14Y engaña á los moradores de la tierra por las señales que le ha sido dado hacer en presencia de la bestia, mandando á los moradores de la tierra que hagan la imagen de la bestia que tiene la herida de cuchillo, y vivió. (Ap. 13:14)
;
Ap. 16:14• 14Porque son espíritus de demonios, que hacen señales, para ir á los reyes de la tierra y de todo el mundo, para congregarlos para la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. (Ap. 16:14)
;
Ap. 18:2,23• 2Y clamó con fortaleza en alta voz, diciendo: Caída es, caída es la grande Babilonia, y es hecha habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de todas aves sucias y aborrecibles.
23Y luz de antorcha no alumbrará más en ti; y voz de esposo ni de esposa no será más en ti oída; porque tus mercaderes eran los magnates de la tierra; porque en tus hechicerías todas las gentes han errado.
(Ap. 18:2,23)
;
Ap. 19:20• 20Y la bestia fué presa, y con ella el falso profeta que había hecho las señales delante de ella, con las cuales había engañado á los que tomaron la señal de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego ardiendo en azufre. (Ap. 19:20)
;
Ap. 20:2‑3,8,10• 2Y prendió al dragón, aquella serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás, y le ató por mil años;
3Y arrojólo al abismo, y le encerró, y selló sobre él, porque no engañe más á las naciones, hasta que mil años sean cumplidos: y después de esto es necesario que sea desatado un poco de tiempo.
8Y saldrá para engañar las naciones que están sobre los cuatro ángulos de la tierra, á Gog y á Magog, á fin de congregarlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar.
10Y el diablo que los engañaba, fué lanzado en el lago de fuego y azufre, donde está la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche para siempre jamás.
(Ap. 20:2‑3,8,10)
and doctrines.
Dn. 11:35‑38• 35Y algunos de los sabios caerán para ser purgados, y limpiados, y emblanquecidos, hasta el tiempo determinado: porque aun para esto hay plazo.
36Y el rey hará á su voluntad; y se ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios: y contra el Dios de los dioses hablará maravillas, y será prosperado, hasta que sea consumada la ira: porque hecha está determinación.
37Y del Dios de sus padres no se cuidará, ni del amor de las mujeres: ni se cuidará de dios alguno, porque sobre todo se engrandecerá.
38Mas honrará en su lugar al dios Mauzim, dios que sus padres no conocieron: honrarálo con oro, y plata, y piedras preciosas, y con cosas de gran precio.
(Dn. 11:35‑38)
;
1 Co. 8:5‑6• 5Porque aunque haya algunos que se llamen dioses, ó en el cielo, ó en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores),
6Nosotros empero no tenemos más de un Dios, el Padre, del cual son todas las cosas, y nosotros en él: y un Señor Jesucristo, por el cual son todas las cosas, y nosotros por él.
(1 Co. 8:5‑6)
;
1 Co. 10:20• 20Antes digo que lo que los Gentiles sacrifican, á los demonios lo sacrifican, y no á Dios: y no querría que vosotros fueseis partícipes con los demonios. (1 Co. 10:20)
;
Col. 2:18• 18Nadie os prive de vuestro premio, afectando humildad y culto á los ángeles, metiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado en el sentido de su propia carne, (Col. 2:18)
;
Hch. 17:18• 18Y algunos filósofos de los Epicúreos y de los Estóicos, disputaban con él; y unos decían: ¿Qué quiere decir este palabrero? Y otros: Parece que es predicador de nuevos dioses: porque les predicaba á Jesús y la resurrección. (Hch. 17:18)
;
Ap. 9:20• 20Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, aun no se arrepintieron de las obras de sus manos, para que no adorasen á los demonios, y á las imágenes de oro, y de plata, y de metal, y de piedra, y de madera; las cuales no pueden ver, ni oir, ni andar: (Ap. 9:20)
;
Ap. 9•  (Ap. 9)
:*Gr:
 According to Christianity, the eternal God had not only created the world but had revealed Himself in Christ. These apostates, bringing in doctrines of demons, would seek to deny that it was this one and only God of nature who had manifested Himself in grace. (1 Timothy 4 by J.N. Darby)
 While the Assembly of God is still on earth, there will arise those who once made a profession of Christianity but who give up the great cardinal truths of the Christian faith concerning the Person of Christ. (Warnings Against Religious Flesh and Instruction in Piety by H. Smith)

J. N. Darby Translation

+
1
But the Spirit speaks expressly, that in latter times some shall apostatise from the faith, giving their mind to deceiving spirits and teachings of demons

W. Kelly Translation

+
1
But the Spirit saith expressly that in latter times some shall fall away from the faith, giving heed to seducing spirits and teachings of demons1,

WK Translation Notes

+
1
^ giving: [It appears that in Wechelius’s edition of the Greek Testament, edited, as it is supposed, by Francis Junius, there is the following remarkable addition after the words "some shall depart from the faith," ἔσονται γάρ νεκροἶς λατρεύοντες, ώς καὶ ἐν Ἰσραήλ ασαβάσθησαν "for they shall worship the dead, as in Israel also they were reverenced;" referring, I suppose, to the worship paid by Israel in the wilderness to Baal-Peor, when, according to the language of the Psalmist, "they ate the sacrifices of the dead," or feasted on the sacrifices offered to the dead and canonized hero. My edition of the Greek Testament (Wetstein’s) has a note upon the subject, expressing a doubt as to the MS. on which this additional sentence is grounded. It appears, however, from Macknight’s note that the verse is quoted by Epiphanius with this addition; that Beza and Mann thought it a part of the original, but that Mede and Mill view it as a marginal annotation. Perhaps some of your learned readers who are versed in the Codices will say whether it has any claim to genuineness: at all events, Epiphanius’s quotation of the passage with this extra clause is curious, and may show that there were those among the Fathers who understood St. Paul as Mede does in his Apostacy of the Latter Times. Arthur Roberts.] (Christian Annotator 2:66)
It must, I presume, have escaped the memory of Mr. Roberts, as well as of the Editor, that we have already had our attention drawn to this gloss of Epiphanius, which has so strangely been adopted into the text of Wechelius’ Greek Testament (See Christian Annotator, 1:94). It can scarcely be doubted that the addition is unauthorized. I am not aware of a single MS., ancient or modern, which contains the words, nor of any version which supposes them. Origen, Hilary, Lucifer, etc. who confirm the readings of the best MSS. as regards the context, are here, I believe, quite silent. In short, I have never heard of any apparent reason for their insertion, save the alleged testimony of Epiphanius, which ought, on such a question, and in the face of a counter evidence, to have no weight. The version of Beza, which contains Tremellius’ Latin translation of the Syriac, edited by Francis Junius (folio, Hanoviaz, 1623), omits all notice of such a clause.
Allow me to take this opportunity of correcting a common misapprehension of this and the following verse, the sense of which is inaccurately rendered in the authorized Bible. Many who read it might suppose the Spirit of God meant, that those who depart from the faith, are the same class that speak lies in hypocrisy, etc. This is not the case. The former are the victims of the latter, who are energized by the seducing spirits of which the passage speaks. Thus, the real force is, that in the latter times some depart from the faith, giving heed to seducing spirits and doctrines of demons, through the hypocrisy of liars having their own consciences seared, etc. (Christian Annotator 2:106)